¿Qué importancia tiene la etiqueta y el protocolo social en la imagen personal y empresarial?

La proyección de una imagen creíble y armónica está estructurada  sobre solidos comportamientos éticos, sociales y resulta de la sumatoria de aspectos exteriores, una personalidad educada, expansiva y naturalmente cordial, valores y virtudes morales.

Los profesionales experimentados como los asesores de imagen Madrid, podrán apoyarlos en la construcción de la misma, ya que para consolidar una imagen personal muchas veces se requiere de ayuda profesional.

¿De qué trata el protocolo?

Conjunto de reglas de cortesía que se siguen en las relaciones sociales y que han sido establecidas por costumbre.

Se conoce como protocolo, por otra parte, a las normas que definen el comportamiento adecuado en un evento social de cierta formalidad. El protocolo, de esta manera, se asocia a lo que se conoce como etiqueta: vestirse de una determinada manera, respetar la puntualidad, saludar con una reverencia a una autoridad y otras cuestiones forman parte del protocolo.

Se puede decir que el protocolo es el conjunto de normas consensuadas, dependientes de la ley, la tradición y el sentido común. Estas normas permiten otorgarle a cada quien el lugar que le corresponde y garantiza el orden en toda actividad humana. Estas logran la armonía y solemnidad, adecúan los usos y costumbres a los valores más elevados de la sociedad y orientan el comportamiento de las personas en los distintos escenarios en que se desenvuelven.

El saber ser y saber estar ha sido una fórmula que a través de la historia le ha funcionado adecuadamente a todos aquellos que han entendido y asimilado que el protocolo es más que normas rígida y de poco uso.

Su conocimiento constituye la llave que abre muchas puertas al éxito, tanto a nivel personal como profesional. El protocolo es una forma de comunicación y sistematización del orden de funcionamiento de las relaciones y actos. Su uso correcto da a conocer sin palabras la posición, el prestigio o el respeto de una persona, empresa o institución, por lo que se sustenta que el protocolo es comunicación.

 

Etiqueta, ¿cómo podría definirse?

Se podría definir como la forma en que nos conducimos o nos presentamos en actos sociales. La etiqueta regula la conducta personal e implica normas de comportamiento establecidas para hacer la vida social más agradable.

La etiqueta es más cotidiana, y se ve reflejada en las situaciones a las cuales nos enfrentamos diariamente, entre estas tenemos: los buenos modales en la mesa, presentaciones y cortesía, etiqueta en el mundo de los negocios, en actos de carácter social, religioso, familiar, etc.

Es decir, la etiqueta es el comportamiento adecuado que toda persona debe manejar para salir airosa (o) de cualquier situación que se le presente de la menor manera, sin perder su imagen manteniendo una correcta actitud y comunicación adecuadas.

La etiqueta no siempre implica reglas protocolarias, en cambio el protocolo sí incluye reglas de etiqueta en el comportamiento de cada persona. La etiqueta implica dos conceptos: las normas de comportamiento (que se derivan de la experiencia de los buenos hábitos) y la vivencia de un sentido común práctico, el cual es transmitido por nuestros padres y el desenvolvimiento social que tengamos.

Como se puede observar la etiqueta y el protocolo se unen en la transformación o creación de la imagen personal y empresarial, para dictar normas, políticas y procedimientos del accionar tanto de la persona, bien sea trabajador, empleado, cliente, proveedor o dueño de la empresa, creando así una imagen corporativa coherente y cónsona a la organización.

Tu imagen personal, es la imagen de una empresa

Como aspecto fundamental, sumado a la comunicación empleada por el trabajador, al seguimiento de las políticas de la empresa, a la efectividad en la gestión que adelante cualquier funcionario, se encuentra el cuidado de la imagen personal como base fundamental de la imagen empresarial.

Es muy común encontrar en el medio empresarial, personas que se esmeran por brindarnos una excelente atención personalizada. Sin embargo, en el momento de establecer un primer contacto directo, percibe usted algunas situaciones que deterioran la imagen personal del trabajador y por ende de la empresa.

Los aspectos que determinan esta imagen es la forma como se viste, los accesorios que emplea, la forma como se maquilla, el corte del cabello, la forma como lleva el mantenimiento de las uñas, el color de los zapatos y la correa que utiliza, cómo lleva el uniforme, como se viste para eventos empresariales, etc.

¿Cuáles serían los principios que rigen la etiqueta en las empresas?

Los principios que pudieran regir la etiqueta de cualquier empresa, si son bien usados se convierten en verdaderas herramientas para el aprendizaje de relacionarse efectivamente con el entorno, serían las siguientes:

.-Organizado: entregar oportunamente las tareas y asignaciones demostrara que es una persona organizada. Mantener su lugar de trabajo ordenado, limpio y pulcro.

.-Paciente: Comportarse de manera impulsiva emite una imagen incorrecta de usted y de su departamento. La paciencia es una de las virtudes que debe manejar cualquier empleado de una empresa, más aun si tiene trato directo con los clientes.

.-Prudente: Es quizás la más valiosa de las virtudes, y es un principio muy importante que rige tanto la etiqueta como el protocolo, y es el comportamiento que se asume cuando se comunica. Mantenga una actitud conciliadora y una comunicación asertiva en todo momento.

.-Puntualidad: la puntualidad que usted tenga en cualquier evento, denotara su compromiso y su imagen y la de su empresa estará respaldada por este principio tan fundamental. Mide el compromiso del trabajador con la empresa, en la realización de negocios, eventos personales y profesionales.

.-Respeto: viene definido por el respeto que usted otorgue a los demás en su comportamiento, en lo asertivo que sea al comunicarse, en la humildad y sencillez que denote al tomar decisiones, se basa en la consideración por cualquier persona sin distingo de credo, raza, religión, edad, sexo.

.- Sencillez: En el ámbito empresarial, es común encontrarse con el enemigo de la sencillez llamado soberbia.  Sea sencillo al hablar, no busque palabras rebuscadas tratando de aparentar una educación y una cultura que no posee. Sea sencillo al vestir, no ostente las últimas modas creyendo que todo lo que se coloque le queda bien solo por el afán de aparentar una imagen que no tiene. Sea sencillo en su trato, no crea que por más títulos que usted posee tiene derecho a pasar por encima de los derechos de los demás y a irrespetarlos

.-Humildad: se refiere a la actitud que asume cualquier trabajador en caso de cometer un error, y acepta su error y expresa su voluntad de corregirlo.

.-Compasivo: póngase en el lugar del otro, no sea indiferente, trate de entender lo que le sucede al otro, como esto puede afectar su imagen y la de la empresa y ayude a su compañero o subalterno a salir adelante. A veces con solo unas palabras de aliento es suficiente para motivar a las personas y no dejarlas decaer.

¿Qué se debe hacer cuando se tiene el primer contacto con un cliente?

Cuando se realiza el primer contacto con un cliente, existen actitudes o comportamientos que deben evitarse ya que dañan tanto la imagen personal del empleado como la imagen de la empresa.

  • Concentre su atención en el cliente, evite presentaciones personales, conversar por teléfono asuntos personales mientras atiende al cliente.
  • Salude con delicadeza, al estrechar la mano no sea agresivo, de un apretón firme y suelte enseguida. No de palmaditas en la espalda, ni bese al cliente.
  • Muestre respeto por el cliente, no lo tutee, ni de malas respuestas.
  • Conserve una imagen adecuada en el vestuario, evite los vestidos o blusas muy cortas o muy escotadas durante la jornada laboral.
  • Evite el envío de correspondencia con errores ortográficos.
  • Evite los llamados de atención a sus empleados delante de los clientes o de otro empleado.
  • Evite el consumo de medicamentos, bebidas, alimentos delante de los clientes.
  • Sea honesto, no prometa al cliente lo que no esté seguro de cumplir.
  • No entable conversaciones personales con los clientes.
  • Sea cortes y educado
  • Atienda a todos los clientes por igual, no demuestre preferencias en ningún momento.

 

¿Qué se debe tener presente en el cuidado de la imagen personal como base fundamental de la imagen empresarial?

Un empleado debe tener presente varios aspectos fundamentales, la comunicación empleada, el seguimiento de las políticas y normas de la empresa, la efectividad en la gestión, y el cuidado de la imagen personal, las cuales en conjunto forman parte de la imagen empresarial.

De nada le vale mantener una buena comunicación con el cliente, una excelente atención si descuida algún aspecto personal como la higiene, el vestuario, el mantenimiento de las uñas, etc.

A continuación algunos aspectos que un empleado debe tener presente para preservar la imagen personal:

  • El cabello, tanto hombre como mujeres deben mantener un buen corte, peinado y cuidado de su cabello.
  • La sonrisa, es agradable observar la sonrisa de quien atiende a un cliente, pues denota, alegría, positivismo, buen ambiente laboral, seguridad. Mantener la higiene bucal adecuada es muy importante, ya que es el primer contacto con el cliente. La higiene oral no debe descuidarse, y es importante mantener en el lugar de trabajo, los elementos necesarios para mantener un buen aliento en todo momento.
  • Las manos, Las uñas es otro elemento de nuestro cuerpo que debe mantenerse adecuadamente más cuando tenemos contacto directo con nuestros clientes. Los colores claros, le dan a usted mayor elegancia y sobriedad en sus manos.
  • Uso de perfumes, cremas y desodorantes, se recomienda utilizar fragancias suaves, que sean sutiles, que no interrumpan por el fuerte olor la conexión con el cliente o con los compañeros de trabajo. Es imperativo mantener una buena higiene, por respeto a los compañeros, clientes y a la organización.
  • Maquillaje, acorde a la ocasión, en este caso, al ambiente laboral, discreto, duradero, colores suaves, que combinen con el vestuario utilizado. La naturalidad en el rostro no es apropiada para la imagen de la empresa, sobre todo si esta en atención al cliente.
  • Vestuario, discreto, pulcro, limpio, bien planchado, bien combinado, acorde con el cargo que desempeña. Si porta uniforme, aplica las recomendaciones dadas por la empresa. Recuerde que la primera impresión es lo primero que captan los sentidos al entablar una primera relación personal o empresarial

Recordar siempre que nuestra imagen personal está íntimamente relacionada con la imagen de la empresa a la cual representamos, nos motivara a mantenernos dentro de los cánones establecidos por la organización para mostrar nuestra mejor versión.